Egipto Eterno: La Momificación.

La creencia que había entre los antiguos egipcios de que el cuerpo debía preservarse para la vida en el Más Allá, les llevó a buscar los medios necesarios para evitar la descomposición del cadáver. Los primeros ejemplos están registrados en el valle del Nilo con una datación del 4000 a. C. aproximadamente. Estas se encontraron en el yacimiento de Hieracómpolis,  uno de los principales centros políticos de la época y localidad que tuvo mucho que ver en el proceso que acabó por convertir Egipto en el primer estado centralizado del mundo. Lo que se hacía era colocar puñados de lino embebido en resina en partes concretas del cadáver para acolcharlo antes de cubrirlo con vendas y finalmente envolver todo el cuerpo en una estera. Tras estos primeros intentos hay un vacío en la documentación hasta la época Tinita, cuyos faraones sí se embalsamaron, como demuestra el brazo encontrado en la tumba de Dyer. Más tarde, en el Reino Antiguo, la costumbre se extendió a la clase superior de la sociedad.

Por entonces la técnica era distinta. Los cuerpos se podían secar con natrón, pero no se evisceraban, sino que se intentaba convertirlos en una especie de estatuas del muerto. Se vendaba el cadáver y luego se empapaba en resina, apretando la tela contra el cuerpo para moldearlo con precisión. También se empleó en otras ocasiones yeso y una vez seco, se pintaba el pelo de negro, boca de rojo y los ojos y cejas de verde. Con esta técnica sólo se conservaban los huesos porque dentro del yeso la carne se iba pudriendo, por ello se empezó a pensar en sacar los órganos internos, así sería más difícil que el cuerpo se pudriera. La reina Hetepheres fue la primera en experimentar con esta técnica, en su tumba aparecen por primera vez los vasos canopos. Pero no había un sistema definido aún, además del natrón se emplearon otras sustancias secantes que las introducían por el ano, como parece que se hizo con algunas reinas enterradas en el complejo de Mentuhotep II en Deis el-Bahari. Además de esto se fueron incorporando mejoras como la extracción del cerebro por la nariz tras fracturar el etmoides. El pueblo, que no tenía recursos para pagarse algo así, se seguía enterrando en la arena la cual desecaba los cuerpos sin problemas. Los que tenían medios pero no tantos como para pagarse el natrón, se enterraban en la arena y pasado un tiempo se desenterraban y se les vendaba.

Vasos canopos.

El proceso de momificación era muy lento, había que actuar en cuanto la persona moría y requería de varias semanas. Antes de empezar el difunto rápidamente era llevado a una tienda especial donde se le lavaba y preparaba para que empezaran los embalsamadores. El primer paso era la extracción de los órganos internos. Primero se sacaba el cerebro por la nariz. Luego se sacaban los intestinos, el hígado, estómago y pulmones; estos órganos luego se introducían en los vasos canopos. La momificación “verdadera” es decir, deshidratar el cadáver para que no se pudriera, se hacía enterrando el cuerpo en una sal natural llamada natrón. Así se quedaba 40 días desecándose y luego lo sacaban, limpiaban y suturaban la incisión por donde habían sacado los órganos. En este proceso el muerto ya había perdido la mitad de lo que pesaba. Para enfrentarse a la eternidad y estar listo, una vez desecado se le ungía con aceites y se le bañaba con resina para impermeabilizarlo. Por último se le vendaba y conforme lo iban haciendo se introducían amuletos para proteger al difunto en el viaje.

Akenaton.

El proceso de momificación se mantuvo de esta manera durante siglos. Hasta el Reino Nuevo la momificación no adquirió sus técnicas definitivas, las de las momias que se conocen actualmente. Tras terminar con el proceso de la momificación se llegaba al paso del descanso eterno del difunto que era en los ataúdes y en los sarcófagos, que eran los contenedores de los ataúdes y solían ser de piedra. Los primeros ataúdes eran antropomorfos y rectangulares, los sarcófagos exteriores servían para resguardar el ataúd donde estaba la momia. A partir de la dinastía XVII se decoran los ataúdes con las diosas aladas, en cuanto al color, los de hombres tenían la cara roja y las mujeres amarilla. A veces se le acompañaba con su mascota embalsamada y puesta a sus pies. Los amuletos, ya se ha mencionado más arriba, se colocaban entre las vendas de las momias, el más apreciado era el escarabeo.

Imágenes:

artehistoriaegipto.blogspot.com

http://www.YouTube.com

akenaton.wikispaces.com

Bibliografía:

www.faraones.com

http://www.nationalgeographic.com.es/articulo/historia/grandes_reportajes/7645/nacimiento_egipto.html

http://redhistoria.com/la-momificacion-en-el-antiguo-egipto/

Anuncios

4 comentarios sobre “Egipto Eterno: La Momificación.

  1. Que gran macana este proceso de la momificacion. Muy costoso ademas, y con que objeto. El cuerpo debe volver a la tierra. Polvo eres y en polvo te convertiras no han leido los egipcios…. Buscaron la inmortalidad de manera equivocada

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s