Jaime I El Conquistador.

Rey de Aragón y Conde de Barcelona, Jaime I ha pasado a la Historia como el conquistador de Mallorca y Valencia, campañas que dejó inmortalizadas en su “Crónica” o “Libre dels Feits”

Jaime I, estatua ecuestre. leyendasdehuesca.com

La historiografía tradicional adjudicó a Jaime I de Aragón (1213-1276), el sobrenombre de “el Conquistador“, reconociendo como rasgo predominante de su reinado los éxitos militares alcanzados sobre los musulmanes, frente a la santidad y sabiduría con que fueron caracterizados los otros grandes monarcas contemporáneos suyos: Fernando III el Santo y Alfonso X el Sabio de Castilla, San Luis, rey de Francia, y el emperador Federico II Staufen.

Estatua Jaime I. rincondelpasado.wordpress.com

Hombre de extraordinaria fortaleza física (las crónicas lo describen un palmo más alto que el resto de sus hombres), longevo (murió a los 71 años, tras sesenta y tres de reinado) y de complicada personalidad, su actuación contribuyó a hacer de ese siglo XIII, el período de mayor apogeo del crecimiento medieval. Después, en el tramo final de la centuria, su obra parecerá resquebrajarse al tiempo que empezaban los síntomas de una crisis señalada por guerras, graves epidemias y el hambre, ya en el siglo XIV. Este personaje controvertido, de difícil juicio, él mismo, por medio de una bella crónica autobiográfica, el “Libre dels Feits del rei en Jacme“, nos ha dejado una narración interpretada de su vida.

EL INICIO 

Engendrado por su padre, Pedro II de Aragón, con engaño, como él mismo nos cuenta en su crónica (“nostre pare lo rei en Pere no volia veser nostra mare la reina”, María de Montpellier), con apenas cinco años fue entregado como rehén en manos de Simón de Montfort, el gran enemigo de la monarquía aragonesa. La derrota de Muret y la muerte de su padre, lo convirtieron en el heredero de una corona, constituida por el reino de Aragón y el condado de Barcelona. Los primeros y difíciles años los pasó en el castillo de Monzón, protegido por los caballeros templarios. La decisión de adelantar su mayoría de edad cuando había cumplido trece años, en 1220, el casarse con Leonor de Castilla, hija del vencedor de Las Navas de Tolosa, Alfonso VIII, y su salida del recinto templario como un joven todavía inexperto, lo expone ante el reto de asumir personalmente el gobierno. Sus iniciales decisiones ya fueron orientadas hacia la frontera sur, junto a la nobleza guerrera, para la conquista de tierras musulmanas.

Entrada del rey a Valencia. http://www.elpuigturistico.es

CONQUISTAS

En un principio tuvo unas dificultades con los nobles, por el desafío de los bandos capitaneados por Pedro de Ahones, los Moncada y los Cabrera, los cuales aspiraban a gestionar los beneficios de la expansión territorial. La resistencia se romperá cuando el enfrentamiento armado del rey y sus partidarios con las facciones de los barones, primero en los condados catalanes, después en Aragón, concluya con una cierta superioridad real y con la intervención papal a través del arzobispo de Tarragona, el cual dictó la Concordia de Alcalá. A partir de 1228 el rey pondrá en marcha su programa de reafirmación de su poder, que tendrá como fundamento las expediciones de conquista de los reinos musulmanes de Valencia y Mallorca. Con una misión por delante, donde hace jugar un papel esencial a la intervención divina, así el rey se muestra como origen de una nueva monarquía, que nada debe a su padre, el cual le había dejado una corona arruinada y desprestigiada. Su objetivo era reconstruirla y opta por seguir el mismo camino de los fundadores, Pedro IAlfonso el Batallador y Ramón Berenguer, proponiendo una empresa colectiva en la que todos quedaran satisfechos. El primer acto de esta operación se hará sobre las Baleares y el segundo sobre Valencia. En cuanto al orden y las circunstancias, de todo se ha hecho interpretaciones pero lo cierto es que la primera oportunidad que se presentó al rey fue la demanda de protección de los mercaderes de Barcelona, Tortosa y Tarragona ante las agresiones de los musulmanes mallorquines que apresaban sus naves y robaban sus mercancías. Se procedió a una reunión en Barcelona, de la que las ciudades arriba mencionadas ofrecieron al monarca naves para alcanzar Mallorca y los barones acordaron intervenir militarmente a cambio del reparto de tierras conquistadas y botín. En Lleida se produjo otra reunión, donde los nobles aragoneses mostraron su disposición de colaborar en las mismas condiciones que los catalanes, sugiriendo al rey dirigir las fuerzas en primer lugar sobre Valencia.

Alfonso El Batallador. http://www.arteguias.com

La campaña sobre Mallorca fue muy rápida. Desde el puerto de Salou partió la flota en septiembre de 1229, y era tan numerosa que se cita ” que tota la mar semblava blanca de les veles“, en la Crónica de Jaime I. Las tropas cristianas entraron en la ciudad el último día del año, completando el dominio en los meses siguientes. El final de las operaciones coincidieron con el inicio de la actividad conquistadora sobre Sharq al- Andalus. En unos doce años el ejército al mando del rey aragonés incorporó a su dominio más de 24.000 km. cuadrados, incluida Valencia. Mientras las islas Baleares se iban repoblando de campesinos catalanes, los ejércitos de don Jaime iniciaban la conquista de Valencia, el importante reino del levante español conquistado para Alfonso VI por el Cid Campeador y perdido nuevamente y en poder de los musulmanes a poco de su fallecimiento.La primera en caer fue Morella en 1232 seguida al año siguiente por Burriana y Peñíscola. La conquista hispana se detuvo un tiempo hasta que el 9 de octubre de 1237, tras duras batallas por tierra e incluso, por mar, el gran rey aragonés entró triunfante en Valencia que definitivamente quedó en poder de la Cristiandad. Concluido ésto, para evitar que los magnates de Aragón y Cataluña prolongaran sus viejas reivindicaciones feudales y las trasladaran a los espacios recién ganados al Islam, el rey se intituló “Iacobus, Dei gratia rex Aragonum, Maioricarum, Valentie, comes Barchidone et Urgelli et dominus Montispesulani” (Jaime, por la gracia de Dios, rey de Aragón, Mallorca y Valencia, conde de Barcelona y Urgel y señor de Montpellier).

Conquista de Palma. elcharnet.wordpress.com

Aunque Murcia estaba sometida a vasallaje hacia Castilla a partir del 1243, los murcianos se rebelan contando con el apoyo de los gobernantes del Norte de África y también del Reino Nazarí de Granada. Entonces ante esta situación la hija de JaimeI, la reina Violante, esposa de Alfonso XelSabio, pide ayuda a su padre. A pesar de la oposición de la nobleza aragonesa a participar en una empresa que en nada les beneficiaba, Jaime I acudió en ayuda de su yerno y sometió Murcia en el año 1266, iniciando un proceso de repoblación con aragoneses y catalanes. Más tarde, devolvió Murcia a su yerno, el rey de Castilla Alfonso X el Sabio. Según lo pactado en el Tratadode Almizra (1244) Murcia pertenecería a Castilla.

Tumba de Jaime I. http://www.elpuigturistico.es

EL FINAL DE UN REY

Sus años finales se volvieron a caracterizar por la inestabilidad social y las alteraciones protagonizadas por una nobleza que veía un buen pretexto para reponer privilegios perdidos en los problemas que había entre el rey y sus hijos, incluyendo a los naturales fruto de sus diferentes matrimonios. De este modo, los grupos de nobles, apoyarán a uno o a otro de los hijos, frente al padre. El panorama de los últimos años de vida de Jaime fue trágico. El infante Pedro, defendiendo su propia herencia, derrotará a su hermanastro, al que apresó en 1275 y ordenará que le ahoguen en las aguas del Cinca. Un año más tarde morirá Jaime I, sus sucesores adoptaron las medidas oportunas para que decisiones como las tomadas para el reparto de los reinos no volvieran a producirse. Así, Pedro III defendió la indivisibilidad de la corona, defensa que fue elevada a  norma en las Cortes de Tarragona de 1319 por su hijo Jaime II, con el compromiso asumido por la monarquía en el acto del juramento real, de mantener la corona como espacio común indivisible. Su hijo, Pedro IV, a mitad del siglo XIV, procederá a conquistar el reino de Mallorca e incorporarlo ya definitivamente al patrimonio de la corona, reparando la decisión de Jaime I.

Un capítulo del Llibre dels Feits. rincondelpasado.wordpress.com

RECURSOS WEB Y BIBLIOGRAFÍA:

ÁLVAREZ PALENZUELA, V. “Historia de España de la Edad Media”, Editorial Ariel 2011

CINGOLANI, S. “Historia y mito del rey Jaime I de Aragón, Edhasa 2009

http://www.enciclopedia-aragonesa.com/voz.asp?voz_id=7274

http://www.fundacionmedinaceli.org/casaducal/fichaindividuo.aspx?id=17

Anuncios

2 comentarios sobre “Jaime I El Conquistador.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s