Oráculo de Delfos, el Ombligo del Mundo.

¡fuera de aquí, matricida!

¡tu presencia me enfurece!

¡cuidado con el 73!”

(Aviso de la Pitia a Nerón en su visita a Delfos; cuando fue asesinado le sucedió en el poder Galba, que tenía 73 años).

Una pitia en trance. buscandoapausanias.wordpress.com

De todos los oráculos del mundo antiguo, fue el más importante el de Delfos, situado en la falda del monte Parnaso, en el centro de Grecia. Cuenta el historiador Diodoro Siculo que las propiedades sagradas de este lugar fueron descubiertas por un suceso casual por parte de un rebaño de cabras. Los animales al pasar por el lugar emanaron los vapores que salían por una fisura que había en la tierra y se empezaron a comportar de una manera extraña dando brincos y balando sin parar. El cabrero dándose cuenta acudió a la fisura para investigar un poco…y acabó igual que las cabras con el añadido de que empezó a recitar profecías. Rápidamente se corrió el rumor de los poderes de la fisura y el lugar se llenó de multitudes de gente pero muchos cayeron por el abismo y al final se llegó a una decisión: se procedería al acondicionamiento del lugar y sería ocupado por una sola hechicera.

Delfos, una maravilla que impacta. unavidaenlosaromos.blogspot.com

De esta manera el hueco de la fisura se cubrió con un artilugio de tres patas llamado trípode. En cuanto al origen de los poderes sobrenaturales de la fisura hay una leyenda sobre ello que explica el por qué.

Dentro de la fisura estaba el cadáver de un dragón llamado Pitón que había sido enviado por la diosa Hera en un ataque de celos para acosar a Leto, la cual tuvo dos hijos con su esposo Zeus. El hijo de Leto, el dios Apolo, acudió a Delfos para matar al dragón y entonces el oráculo quedó consagrado a él. 

Hay historiadores que piensan que la primera capilla de Delfos probablemente fuera anterior al culto de Apolo. Se apunta a la posibilidad de que el lugar estuviera consagrado a Gea, la madre Tierra cuyo culto requería serpientes sagradas. De igual manera también es muy posible que fuera herencia de esos tiempos el omphalos (ombligo), una piedra sagrada que supuestamente marcaba el centro de la tierra. En memoria de Pitón las profetisas de Delfos se llamaron pitias. Primeramente había solo una adivina, virgen y de noble cuna; pero una vez una pitia fue seducida por un cliente del oráculo de manera que, se fueron modificando las reglas hasta que el rango de pitia sólo podía llevarlo una mujer de más de cincuenta años. Según se cuenta en la etapa final del oráculo las pitias eran elegidas entre las campesinas de los pueblos de alrededor. Algunas profetisas estaban casadas pero cuando les tocaba ejercer de pitia no podían tener relaciones.

Antigua ánfora ateniense de figuras rojas muestra a Egeo, rey de Atenas, consultando a la pitia en Delfos. La profetisa aparece sentada en el trípode con una rama de laurel en la mano.

El oráculo alcanzó su máximo esplendor entre los siglos VI y V a.C y por aquel entonces habían tres pitias que se turnaban en el trabajo. En este momento se había establecido un ritual en torno a las consultas; al principio el oráculo sólo se abría una vez al año, en el cumpleaños de Apolo, pero luego se fijó una fecha para las consultas que era el séptimo día de cada mes, excepto los tres meses de invierno pues se creía que el dios se iba al Norte. Todos los que iban a la consulta hacían regalos y esto evolucionó a una tasa que correspondía a dos días de salario. Sólo los hombres podían acercarse a las pitias y las mujeres tenían que contratar a mensajeros masculinos. Primero el consultante tenía que hacer el viaje a Delfos, una vez llegado allí entraba y tenía que purificarse con agua sagrada. A continuación abonaba la tarifa establecida y recibía una tarta ritual. Después acompañado de un sacerdote se aproximaba al templo de Apolo donde presenciaba el sacrificio de una cabra. Finalmente entraba al recinto sagrado donde estaba el omphalos, allí le aguardaba la pitia tras una cortina.

  “el vigoroso Apolo ya no tiene techo sobre su cabeza, ni laurel profético ni fuente burbujeante. Sí, hasta el agua susurrante se ha secado”

(Pitia describiendo el estado del oráculo en el año 326 d.C hacia el fin de su ciclo).

La pitia por su parte también había seguido un ritual para su entrada en el trance; había ayunado y se había bañado en la fuente Castalia, cercana al templo y bebía de otro manantial sagrado. Luego la sacerdotisa inhalaba los vapores de una mezcla compuesta de cebada y laurel, además de este último laurel masticaba sus hojas y se piensa que lo hacía con el tipo de laurel que existe siendo venenoso y con propiedades narcóticas. De esta manera la pitia entraba en trance y empezaba a recitar cosas inconexas, sin sentido en su mayoría, que los sacerdotes anotaban y le daban una copia al consultante y otra escrita en piedra se quedaba guardada en el templo. Sin duda los sacerdotes ayudaban a hilar los mensajes para darles un sentido y seguramente estos “hilaban” en función de la pregunta y quien la hubiera formulado. A buen seguro esto tuvo mucho que ver con el rey Creso, rey de Lidia, cuya riqueza fue legendaria…”más rico que Creso”. La historia fue la siguiente: Creso, alarmado por el creciente poder del persa Ciro, planeó un ataque pero antes quiso saber cómo iría la cosa así que mandó hacer consultas a siete oráculos distintos de diversos lugares. Para ver cuál era el mejor pidió saber qué estaba haciendo el rey en esos momentos a lo que sólo tuvo la respuesta correcta la pitia de Delfos.

Creso en una pira funeraria a punto de ser incinerado por orden de Ciro. es.wikipedia.org

Así que le preguntó a la pitia sobre la acción militar, la respuesta fue que si las tropas del rey atravesaban el río Halys que dividía los dos países, sería destruído un gran imperio. Este convencido de su victoria inició el ataque con una terrible derrota: en efecto, se había destruido un gran imperio, pero no fue el persa sino el lidio de Creso.

Otra anécdote cuenta que la pitia fue visitada por el emperador Nerón en el año 67 d.C, inesperadamente la pitia tuvo un arranque de sinceridad dejando la prudencia a un lado reprendiéndole haber matado a su madre Agripina. La respuesta de Nerón fue cortar las manos y los pies a los sacerdotes y enterrarlos vivos junto a la pitia. En esta época hacía tiempo que el oráculo había pasado su mejor momento, de hecho ya estaba en una fase de decadencia. Plutarco afirmó que en sus tiempos el oráculo recibía muy pocas consultas referentes a cuestiones de Estado, que era más bien los problemas cotidianos de la gente.

A pesar de esto, el oráculo siguió activo durante dos siglos más. Hacia el final su capilla se encontraba en un estado ruinoso, el techo se había derrumbado y la fuente Castalia donde se bañaban las pitias antes de las consultas ya había cesado de fluir, supuestamente por orden del futuro emperador Adriano quien al ser informado por la pitia de que alcanzaría el trono decidió que podría ser imprudente dejar que otros aspirantes oyeran el mismo mensaje. Por último el triunfo del cristianismo fue el punto final ya que los cristianos reprobaban los oráculos paganos y el culto a los dioses.

Mil años después el centro profético más famoso y duradero del mundo antiguo occidental había quedado abandonado de nuevo a las cabras.

Delfos, las ruinas de un pasado glorioso.

Fuentes:

http://www.ladeliteratura.com.uy/sala/complementos/delfos.pdf

http://www.eventos.ula.ve/ciudadsostenible/pdf_foro/delfos.pdf

https://sites.google.com/site/delfosyapolo/breve-historia-del-or

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s