Arqueología en Época Clásica.

Empiezo este post con un texto que me encanta y considero imprescindible de leer para todos aquellos que sienten y aman la Arqueología.

“La palabra <arqueología> puede suscitar en quien la escucha, reacciones bastante distintas. Una, negativa, de aburrimiento ante cosas polvorientas, ante cuestiones obsoletas e inútiles, demasiado ajenas a las dramáticas tensiones del mundo actual. Otra, positiva, de romántico entusiasmo ante un idolatrado y siempre algo misterioso pasado, al cual aproximarse con la aventura de la exploración. En realidad, tanto una como otra de estas reacciones opuestas son superficiales y erróneas, fruto de un mal entendido. (R. BIANCHI BANDINELLI, Introducción a la Arqueología, Madrid 1982, p. 15)

Por supuesto hace varios años que la Arqueología abandonó su faceta romántica la cual se basaba únicamente en un interés por los objetos antiguos y pasó a ser parte de un estudio científico y complejo. En época clásica tenemos varios autores que ya hablan de la Arqueología destacando a Tucídides, este autor antiguo en la introducción de su libro Historia de la Guerra del Peloponeso dice que los piratas que vivían en casi todas las islas del Egeo eran fenicios o carios y además explica:

<< He aquí la prueba: cuando los atenienses en la guerra actual purificaron Delos y fueron abiertas las tumbas de cuantos habían muerto en la isla, se vio que más de la mitad eran carios, identificados por el tipo de armas inhumadas con ellos y por el sistema todavía actual de enterramiento>> (Tucídides I, 8).

Ejemplo de tumbas fenicias en Tánger.

Otros autores de época clásica se dedicaron a realizar viajes por zonas que luego describirían, en estas descripciones se hablaba de los pueblos que ellos llamaron “bárbaros”. Plinio y Pausanias en sus obras Historia Natural y Descripción de Grecia sí que hicieron descripciones de algunas obras famosas antiguas. El historiador griego Plutarco contó que Sertorio mandó realizar excavaciones en túmulos mauritanios buscando la tumba del gigante Anteo.

Pausanias.
Nabónido.

El rey de Babilonia Nabónido puede considerarse de los primeros en hacer el coleccionismo de antiguedades; Nabónido tenía una colección de restos antiguos de origen sumerio porque hizo una excavación en el suelo de un templo. Por Suetonio sabemos que a Augusto le gustaba coleccionar fósiles y adornar así su residencia. Estrabón narró la violación de las tumbas de Corinto y cómo luego fueron vendidos los ajuares encontrados allí; nos cuenta:

<< Corinto permaneció desierta durante mucho tiempo, hasta que fue reconstruida de nuevo por el divino César, que, en atención a las excelentes condiciones naturales del lugar, decidió el envío de colonos, en su mayor pate, libertos. Estos removiendo los restos y excavando las tumbas, encontraron una gran cantidad de relieves de terracota y muchos vasos de bronce. Maravillados por estas obras de arte, no dejaron ninguna tumba sin examinar, de modo que hicieron buen acopio de estos objetos y los vendieron a alto precio; llenaron Roma de nekrokorínthia; así se llamaba a los objetos sacados de las tumbas, y especialmente a las terracotas. Al principio tenían un precio muy alto, semejante al de los bronces de fabricación corintia: después cesó el interés, dado que empezaron a faltar y fueron en su mayor parte de calidad inferior>> (ESTRABÓN, Geografía, VIII, 3,26).

Corinto.

Como hemos podido ver, ya en el Mundo Antiguo hubo una curiosidad por excavar, por extraer los objetos preciosos de las tumbas y por describir, de la mano de autores clásicos, lugares y pueblos distintos de ellos. Aunque el objetivo de estas excavaciones fuera sólo por obtener riquezas u objetos raros, ya se va denotando un interés que sin embargo, decaerá totalmente en la Edad Media. No será hasta el Renacimiento cuando de nuevo se vuelva a recuperar ese interés arqueológico, aunque en este caso se asocie exclusivamente a la Historia del Arte en relación con las esculturas y monumentos. Sea como fuere se puede comprobar que la Arqueología desde antiguo despertó una fascinación que perdura hasta nuestros tiempos.

Detalle de la Venus de Arlés de Praxíteles, Museo Louvre. imágenes:

Imágenes y recursos web:

cctv.cntv.cn

es.wikipedia.org

www.easyviajar.com

www.sentircristiano.com

ancientolympics.arts.kuleuven.be

https://www.google.es/search?q=tumbas+fenicias&ie=utf-8&oe=utf-8&gws_rd=cr&ei=T1UWVvrYOYP8UoGwhLAD#q=estrabon+geografia

http://www.artehistoria.com/v2/personajes/4242.htm

Casado Quintanilla, B., Andreu Pintado J., Quesada López J. Tendencias historiográficas actuales I. Edit UNED. 2012.

Anuncios

2 comentarios sobre “Arqueología en Época Clásica.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s