Arte Ostrogodo.

En los siglos V al VI Europa sufrió una etapa conocida como la de las invasiones bárbaras. ¿Por qué se produce esta invasión? Una serie de pueblos que procedían del norte se fueron desplazando hacia el mundo occidental y se asentaron en los territorios del Imperio Romano de Occidente, aprovechando que el último emperador romano, Rómulo Augústulo fue depuesto por el bárbaro Odoacro en el año 476. Aunque estos bárbaros contribuyeron a la caída del Imperio Romano de Occidente, también asimilaron su cultura la cual se convirtió en nexo de unión y referente sobre el que más tarde, tomaron cuerpo cada una de las tendencias locales. De esta manera surgió una disgregación del mundo clásico dando lugar a nuevos planteamientos, que hasta hace no mucho, se consideró como un retroceso artístico y cultural. Será a partir del s. XX gracias al Romanticismo, cuando se observe un cambio de actitud y se revalorizará lo medieval.

Italia y Roma fueron las primeras en recibir los embistes de estos pueblos bárbaros, los cuales se pueden dividir entre una rama Teutónica o del norte, la cual correspondería con los suevos, vándalos, alanos, lombardos, merovingios, francos, frisones y/o vikingos y una rama Goda o del sur que incluiría a los pueblos más importantes, es decir, los ostrogodos o godos del este y los visigodos o godos del oeste. Primeramente entre los años 403 y 410 hacen acto de presencia en tierras italianas los visigodos, luego los hunos y los vándalos. Los ostrogodos comandados por su rey Teodorico, se desplazan hasta Rávena y allí establecieron la capital de su reino en el año 488; además de esto se erigieron como restauradores del glorioso pasado imperial romano. Esta hegemonía ostrogoda duró mientras Teodorico estuvo vivo, en el año 526 este muere y fue cuando este pueblo entra en decadencia. Años más tarde, la Italia septentrional entró en manos de otro invasor, los lombardos.

Los ostrogodos llegaron a Italia en el año 489 enviados por el emperador Zenón para combatir contra Odoacro que ya había depuesto al último emperador romano. Empezaron recibiendo algunas tierras hasta que al final se asentaron en el territorio, culminando con la conquista de Rávena. El reino que se propusieron crear, duró poco sobre todo por la amenaza constante de los francos y la debilidad de los ostrogodos. Además, la presencia del emperador Justiniano en la zona oriental hizo que el reino ostrogodo fuera efímero.

Las mejores manifestaciones de arte en su reinado se encuentran en su capital, Rávena. Teodorico realizó construcciones civiles y religiosas. Tenía la intención de crear en esa ciudad una corte culta que se convirtiera en el último reducto del pensamiento y la literatura antigua. Los dos elementos que caracterizaron a la arquitectura realizada por estos pueblos será la sencillez en el exterior y la planta centralizada. Del palacio de Teodorico apenas quedan unos restos pero se conoce gracias a su representación en uno de los mosaicos de San Apolinar el Nuevo. Por este mosaico se sabe que se fachada era clásica y modo de arco triunfal.

Mosaico con la fachada del palacio. Fuente revistadehistoria.es

 

En cuanto a las construcciones religiosas se continuó con las tipologías tradicionales, una síntesis romana y bizantina. Aquí se pueden destacar el baptisterio de los Arrianos, el cual es semejante al paleocristiano baptisterio de los Ortodoxos. Destaca su austeridad exterior, su planta centralizada; un octógono con una cúpula sobre una gran pila bautismal, que nos recuerda a los templos bizantinos. Como material se empleó el ladrillo y como hemos dicho, la austeridad exterior contrasta fuertemente con la riqueza interior de sus mosaicos. En la cúpula se representa el Bautismo de Cristo con una iconografía similar al primitivo cristianismo. Tenemos también a San Juan Bautista y el Espíritu Santo como imagen en una paloma. En torno a esta escena central se distribuyen de manera radial los doce apóstoles portadores de coronas.

Mosaico cúpula del baptisterio de los Arrianos. Fuente es.troovel.com

 

Por último tenemos el Mausoleo de Teodorico, lugar de enterramiento tras su muerte en el 526. Es el ejemplo más destacado de arquitectura no religiosa de época ostrogoda. Como material se empleó la piedra en grandes bloques perfectamente tallados y dispuestos en seco, es decir, sin argamasa. Tiene una planta centralizada con dos niveles constando el inferior con el interior cruciforme y el exterior de perfil decagonal y con nichos bajo arcos de medio punto. La cubierta es una cúpula de once metros y se realizó a partir de un bloque monolítico de piedra tallada de 300 toneladas. Presenta un friso decorativo con motivos de tenazas realizado con talla a bisel. El edificio fue levantado gracias a un sistema de poleas.

Mausoleo de Teodorico. Fuente blog-Italia.com
Interior donde se aprecia el sarcófago de pórfido rojo. Imagen encontrada en Pinterest.com

 

 

 

Y ya para terminar, citamos en cuanto a las artes del metal, el Tesoro de Domagnano perteneciente a una dama de la nobleza ostrogoda de finales del s. V e inicios del VI. Son varias piezas de oro y granates en celdillas; se encuentran pendientes, colgantes, un anillo y fíbulas. Este tesoro se halla disperso en la actualidad entre varios museos y una colección particular.

Algunas de las piezas.

 

Bibliografía.

González Vicario, M., Alegre Carvajal E., Tusell García G. Historia del arte de la antigua Edad Media. Editorial Universitaria Ramón Areces, 2011.

Monteira Arias, I., Vidal Alvárez, S., Alegre Carvajal, E., Vallejo Triano, A. Historia del arte de la alta y la plena Edad Media. Editorial Universitaria Ramón Areces, 2014.

 

 

Anuncios

4 comentarios sobre “Arte Ostrogodo.

  1. El sarcófago de pórfido rojo es una bañera, una “vasca” como dicen en italiano, procedente de unas termas. Es increíble el uso que se les ha dado a estas bañeras. Una de ellas es el sárcófago-altar de San Bartolomé en la iglesia de San Bartolomeo en Isola en la isla Tiberina, en Roma (tengo fotos, pero no sé si están subidas en Flickr 😦 )
    En cuanto puedas, que no siempre es fácil, visita Rávena, ver estos mosaicos es una de las mayores alegrías que puede tener alguien que he estudiado Historia del Arte.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s