Comercio Tarraconense hasta el Limes Germanicus.

En el presente trabajo se va a realizar un acercamiento al recorrido que pudo seguir una ánfora vinaria Dressel 2-4 tarraconense hallada en un contexto arqueológico en el yacimiento romano de Xanten, en el limes germano del Imperio Romano. Se trata de un supuesto, por lo tanto no es un caso real documentado aunque sí existen referencias acerca del comercio romano de Hispania con las fronteras en Germania y ahí voy a basar el trabajo. Para ello he utilizado artículos sobre la producción vitícola romana fuera de la Península, las ánforas utilizadas para su transporte y los campamentos legionarios acantonados en la frontera.

XANTEN_TERMAS_ROMANAS
Termas de Xanten. Fuente: viatorimperi.com

 

Breve introducción sobre el yacimiento.

El yacimiento de Xanten tiene su origen en una colonia de época trajana que fue creado sobre un poblado preexistente dando lugar así a una comunidad donde habitaban tanto personas de origen romanas como los indígenas que ya estaban establecidos allí, una tribu germánica. Sobre el año 13 a.C. los soldados romanos que estaban dirigidos por el sobrino del emperador Augusto, Druso, construyeron un campamento para ampliar  territorios hacia el este al que denominaron Castra Vetera; también se construyó un puerto por el que se desembarcaban las mercancías cuyo destino era abastecer a las legiones que estaban acantonadas en dicho campamento. Además de ello, los soldados ampliaron y construyeron más vías de comunicación como las carreteras iniciándose un proceso de afluencias de personas que empezaron a llegar a este lugar; artesanos, mercaderes, familias enteras los cuales acabaron por establecerse en la zona. Xanten llegó a ser muy importante y después de Colonia, fue la ciudad más extensa de la Germania inferior. Volviendo al citado campamento Castra Vetera, este fue destruido con motivo de la revuelta que hubo en el año 70 d.C por parte de los bátavos. Estos eran un pueblo germánico cuyo origen se remonta al pueblo cato. Son citados por Tácito como habitantes del delta del Rhin (Tácito, Historiae IV). Posteriormente se levantaría otro campamento legionario con el mismo nombre: Castra Vetera II.

r
Ánfora Vinaria Dressel 2-4 tarraconense.

 

 

Breve introducción de las ánforas en el mundo antiguo.

Si hay un envase que destacó en el mundo antiguo, ese fue sin lugar a dudas el ánfora. Un ánfora es un recipiente, un contenedor de cerámica, robusto, prácticamente indestructible ya que aunque se rompa o se queme siempre quedaran fragmentos que puedan servir al investigador, por ello es un fósil director claro y muy importante en las excavaciones arqueológicas. Su forma por lo general será alargada, también puede ser globular y suele tener asas para sujeción en la zona superior, en el cuello del recipiente.  Con las asas se facilita el movimiento ya que puede asirse más fácilmente. La parte inferior suele ser apuntada para clavarse en la tierra o en los barcos para su transporte, pero también hay modelos que presentan una base plana. La función del ánfora como envase de mercancías se consagró desde época griega gracias a sus aptitudes para el transporte masivo por vía marítima, reduciendo de manera considerable los costes.

¿Qué contenían estas ánforas? El contenido sin duda es muy variado, aunque por lo general los productos más habituales eran el vino, salazones y el aceite pero también sirvieron para contener miel, aceitunas, frutos en conserva…El vino fue un producto con un elevado grado de comercialización en el Mundo Antiguo. Entre las zonas vinarias más famosas por supuesto destacó la Galia e Hispania pero también Sicilia entre otras. Los vinos llegaban a los puertos, se cargaban en odres y se llevaban en los carros hasta el lugar donde posteriormente serían distribuidos, ya introducidos en las ánforas que se sellaban para que el líquido no se saliera. Se utilizaba para el sellado un tapón de terracota o de corcho y se fijaba con una capa de cal o mortero sobre el que se ponía el sello del negotiator. En cuanto a la tipología que nos atañe, la Dressel 2-4 surge a finales del s. I a.C por influjo de los vinos del Egeo, este tipo de ánfora también será objeto de muchas imitaciones al igual que ocurrió con la Dressel 1. La producción de vino que procedía de la Tarraconense se envasó sobre todo en el ánfora Dressel 2-4, que copia a las ánforas pompeyanas, que a su vez imitaban a los envases utilizados para exportar el vino de la isla griega de Cos. Eran bastante más ligeras que las Dressel 1 y se producen en enormes cantidades entre fines del s. I a. C. y principios del s. II d. C. en hornos distribuidos que iban desde Girona a Alicante.

XANTEN_TEMPLO_DEL_PUERTO
Xanten. Fuente: viatorimperi.com

 

Las ánforas 2-4 tarraconenses presentan la siguiente morfología, tal como se puede observar en la imagen superior: contenedor largo y cilíndrico, aunque en la zona septentrional de la Tarraconenses suele ser más ancho en la zona de contacto con el borde y más estrecho junto a los hombros; a veces está diferenciado del hombro mediante otra arista, mientras que en otros casos el perfil es suave hasta llegar a la arista que separa el hombro del cuerpo. El pivote es macizo, y en gran parte de la producción presenta un suave botón inferior, que se separa del resto del pivote mediante una arista pronunciada; en otros casos, el perfil es sencillo y suave, con la punta roma. Los pivotes del primer tipo permiten identificar esta forma con seguridad aun en el caso de estar fragmentadas. La Dressel 2-4 evolucionada se distingue por un mayor tamaño del ánfora en general, así como por un labio de perfil marcadamente cuadrangular. Aparece abundantemente distribuida en la zona productiva (costa catalana), tiene una corriente de difusión hacia la Galia, llegando hasta el limes (Maguncia, Magdalensberg) y Britania. Otra gran línea de distribución se dirigió hacia Italia, dejando testimonios en las islas Baleares; en la península italiana se documenta en Ostia, Roma y Pompeya. Por último, existió otra línea de distribución hacia el sur (al parecer, mayoritariamente de la producción de la zona de Tarraco), y se documenta en Carthago Nova (Cartagena), en el interior de Hispania (Valeria, Uxama y Segovia) y también en Cartago, en Túnez. Por el tipo de ánfora se considera sin duda que el contenido era exclusivamente el vino.

XANTEN_ANFITEATRO
Anfiteatro de Xanten. Fuente: viatorimperi.com

 

Contexto y destino.

En el Rin se optará por establecer una frontera con una fuerza militar importante  y defendible ya que tendrá su mejor defensa en la amplitud del río. La creación del denominado limes acabará de fraguarse en la segunda mitad del siglo I. d.C; en realidad fue con Augusto cuando empezaron a construirse fortificaciones poco después de la derrota del famoso bosque de Teuteburgo allá en el siglo IX d.C. Los muros que ya habían terminarían conectándose unos con otros para así lograr una frontera con los bárbaros. Posteriormente, en época Flavia, será cuando se forme el famoso limes renano-danubiano, que será un sistema de comunicación fronterizo con torres, fortalezas y campamentos de legionarios bien comunicados entre ellos para defender la frontera de posibles ataques. Sin embargo, a pesar de todo este sistema defensivo con muros, torres y demás, los romanos no pudieron impedir que los pueblos bárbaros rompieran este limes en más de una ocasión, sobre todo en el siglo III donde fue roto sucesivamente por bandas de pueblos germanos que entraban al Imperio.  Lógicamente al haber tanta concentración de tropas en estas zonas, hubo una necesidad grande de abastecerse. Al no haber cultivos significativos, ni buenos suelos se hizo apremiante una importación de productos alejados como fueron el aceite y el vino pero también salsas y salazones de pescado.

¿Cuál era el objetivo de estas ánforas vinarias en el contexto del siglo I d.C? parece claro que el destino indudable de estos recipientes en el limes Germánico estuvo ligado a los campamentos militares de Germania. En las fronteras con los “bárbaros” se hallaban estos campamentos romanos y hasta allí llegaban las mercancías, entre ellas el vino. El ejército era la piedra angular sobre la que se sostenía el orden imperial, por ello el abastecimiento regular y constante a las tropas en la frontera era uno de los principales objetivos de los emperadores, ya que si querían mantener las fronteras lo mejor controladas posibles debían conservar la eficacia militar. Sin embargo parece que este tipo de Dressel 2-4 tarraconense no fue de las más destacadas en estos limes; se considera que este modelo de ánfora llegó hasta estos lares de manera puntual, siendo más abundante otros modelos de ánfora como la Oberaden 74. De lo expuesto, creo que se podría pensar que la llegada de esta ánfora tarraconense al yacimiento de Xanten podría deberse a hechos puntuales, secundarios, sólo para abastecer a estos puestos militares pero no serían ni mucho menos, el principal objetivo de estos comerciantes exportadores tarraconenses de vinos.

Conclusión.

La excavación del yacimiento de Xanten, situado en el limes germánico, descubre una ánfora modelo Dressel 2-4 tarraconense. Este hallazgo nos lleva a pensar en las posibles causas del porqué esta ánfora se encuentra tan alejada de sus territorios donde más se comercializaba, y la hallamos en Germania. Sin embargo no debemos olvidar que  hasta la tardoantigüedad incluida,  los productos hispanos se siguieron exportando a lugares tan lejanos como el limes germano, a los campamentos legionarios estacionados allí, ya que los productos demandados no se producían en estos territorios. Un gran ejemplo lo tendríamos con el aceite de la Bética el cual llegaba hasta estos territorios.  Se llega a la conclusión de que en los alrededores del yacimiento las comunidades vecinas serían campesinos mayormente, que no producían los alimentos necesarios para estos soldados quizá también por la pobreza del suelo y un clima no adaptado para producir los productos mediterráneos como el aceite de oliva. El hallazgo de la ánfora se pone en relación con la llegada a estos campamentos de vino aunque, como se ha visto más arriba, este tipo de ánfora no es la que predomina como transportador del producto. El ánfora salió probablemente de tierras tarraconenses para hacer el viaje hasta los límites del imperio romano con Germania, son contenedores diseñados para el transporte marítimo o fluvial y por tanto su presencia en el norte del Rin supone que este sería uno de los accesos de estos productos. Estos hallazgos anfóricos vinarios sumados a otros tipos de productos y su relación de transporte a través de redes fluviales y/o por mar nos podrían confirmar la existencia de una ruta atlántica, que además, sería importante. Ruta que en un principio no se consideraba factible pero con los hallazgos de los últimos tiempos se ha hecho una realidad. Se seguirá exportando desde tierras hispanas productos mediterráneos como el vino y el aceite incluyendo la época tardía con la supuesta crisis del siglo III; la producción disminuyó sin embargo, a los lugares fronterizos se seguirá trayendo ya que allí no se producía, igual que ocurre con la cronología que ocupa este trabajo.

También se puede pensar que como Hispania y Germania eran ambas parte de la Prefectura de las Galias desde época de Augusto, por ello los productos hispanos seguían trayéndose hasta Germania y seguían teniendo su importancia con relación a los limes germanos del Imperio y teniendo en cuenta que su uso estaría limitado al mundo militar, los legionarios y las élites vinculadas a estos campamentos, no creo que estos productos los consumieran la población indígena del lugar.

Bibliografía.

Blázquez Matínez, J. Exportación e importación en Hispania a final de la República romana y durante el gobierno de Augusto y sus consecuencias.

Carreras Monfort, C. Ánforas tarraconenses para el limes germano: una nueva visión para las Oberaden 74.

García Vargas, E. Ánforas romanas producidas en Hispalis: primeras evidencias arqueológicas.

García Vargas, E. El ánfora romana para productos vitícolas. La pieza del mes. Museo Arqueológico de Jerez.

González Cesteros, H. La llegada de ánforas hispanas a Germania durante los últimos siglos de la dominación romana. Una cuestión para el futuro.

Martínez Ferreras, V. La difusión comercial de las ánforas vinarias de Hispania Citerior-Tarraconensis (s. I a.C-I d.C).

http://www.viatorimperi.com/xanten

http://www.livius.org/place/xanten/xanten-cut/

http://www.apx.de/english/romancity/

 
Nota: Para el yacimiento de Xanten utilicé fuentes en alemán, por tanto, puede haber algún error a nivel informativo por problemas con las traducciones.

 

 

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s