La Hidra según Paléfato (Mitógrafos griegos).

Y para acabar el año os dejo un extracto de la obra “Mitógrafos griegos”donde Paléfato nos ofrece su opinión sobre la Hidra. ¡Feliz año nuevo a todos los amigos de este blog!

Se dice también de la Hidra de Lema que era un reptil con cincuenta cabezas y un solo cuerpo y que, cuando Heracles le arrancaba una de sus cabezas, le volvían a nacer dos. Y que el cangrejo acudió en auxilio de la Hidra, y que entonces Yolao prestó su ayuda a Heracles, dado que a la Hidra también la ayudaba el cangrejo.

Si alguien se cree que pudo ocurrir nada de esto, es un necio pues hasta el espectáculo da risa. Y, ¿cómo es que, cuando arrancaba una cabeza, las demás no lo devoraban y se lo hacían pagar? En fin, lo ocurrido fue lo siguiente.

Lerno era rey de cierto territorio, y a partir de él recibía también su nombre el país (en aquel entonces todos los hombres vivían en aldeas, y ese territorio lo ocupan ahora los argivos). En aquella época existían como ciudades Argos, Micenas, Tirena y Lerna, y al mando de cada uno de estos lugares había un rey. Así pues, los demás reyes estaban sometidos a Euristeo, hijo de Esténelo, hijo de Perseo, pues de éste era la región más extensa y poblada, Micenas; Lerno, en cambio, no quería estar bajo su dominio. Por este motivo le hacían la guerra. Lerno tenía, a la entrada de su comarca, un fortín soberbio en el que hacían guardia cincuenta arqueros fornidos, los cuales iban y venían en lo alto de la fortaleza sin cesar, tanto de noche como de día. Este fortín llevaba por nombre Hidra. Por tanto, Euristeo envió a Heracles para que asolara la plaza. Los hombres de Heracles atacaban con fuego a los arqueros que se hallaban en el baluarte y, cuando caía alguno por haber sido alcanzado, acudían para suplirlo dos, pues el muerto había valido por otros tantos. Y cuando Lemo se sintió acuciado por la guerra que libraba con Heracles contrató a unos mercenarios carios. Al frente de la tropa llegó un hombre alto y aguerrido llamado Cangrejo, con cuyo concurso hacían frente a Heracles. Se presentó luego en ayuda de éste Yolao, el hijo de Ificles, que era sobrino de Heracles y traía consigo tropa procedente de Tebas. Este se aproximó y prendió fuego al baluarte de la Hidra. Gracias a estos refuerzos pudo abatirlos por completo Heracles, y acabó con la Hidra y destruyó su ejército.

Sucedido lo cual, escribieron que la Hidra era un reptil y formaron el mito.

Resultado de imagen de la hidra

Bibliografía: Mitógrafos griegos, Paléfato, Heráclito, Anónimo Vaticano, Erastótenes, Cornuto. Introducción, traducción y notas de José B. Torres Guera. Editorial Gredos, 2009.

Imagen: arteyarquitectura.wordpress.com

Imagen de portada: ciudad1001cuentos.blogspot.com

 

Anuncios

Un comentario sobre “La Hidra según Paléfato (Mitógrafos griegos).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s