Escultura de Apolo de Belvedere

Resultado de imagen de apolo de belvedere

Imagen extraída de  http://www.museivaticani.va/content/museivaticani/es.html

Espectacular, bello, imponente…así nos quiso mostrar (y lo consiguió) el escultor Leócares al dios flechador Apolo. La cronología de la obra está adscrita al siglo IV a.C concretamente entre el 330 y 300 antes de Cristo. La técnica, talla en mármol blanco, estilo griego clásico, aunque ya se sabe que es una copia. 

Apolo es uno de los dioses más y mejor representados del panteón griego, quizá por sus atributos varios, por su belleza legendaria y todo el mito que está asociado a él. En efecto, Apolo es el dios de la belleza masculina, de las artes (a menudo se representa con una lira), pero no solo eso. Apolo es un dios curador, al igual que su hijo Asclepio y, además, es el dios de la profecía, dueño y señor del santuario de Delfos, el más importante oráculo que hubo en la Antigüedad. Pero el dios también tiene un lado oscuro. Apolo es vengativo, es flechador, dispara con sus flechas al igual que su hermana a aquellos que osan enfadarle por algún motivo. Igual que puede curar, puede traer la enfermedad si quiere. Me atrevería a decir que Apolo es, después de Zeus, el dios más importante de todo el panteón griego. Por ello, como se comentaba anteriormente, es uno de los dioses más y mejor representados. 

Resultado de imagen de apolo de belvedere

Imagen extraída de https://www.flickr.com/

En la imagen se observa el Apolo de Belvedere en todo su esplendor. Su esbelto cuerpo desprende una elegante movilidad. Sujeta en la mano izquierda un arco, uno de sus símbolos y con la cabeza mira altivo hacia algún supuesto enemigo. El ropaje que cuelga de su brazo izquierdo subraya el movimiento del cuerpo y focaliza la atención hacia este lado. El peso del cuerpo se reparte de manera poco equilibrada, ya que la pierna derecha es la que soporta mayor peso. Fue a partir del Renacimiento cuando esta obra ejerció una gran influencia entre los artistas porque estaba considerada el modelo de la belleza clásica. Por último, si nos fijamos en el soporte de apoyo a la escultura, se aprecia una serpiente subiendo a través del soporte, símbolo asociado a la medicina y, por tanto, a él y su hijo Asclepio y por otra parte la serpiente simboliza la regeneración, es un animal ctónico, de la tierra y asociado también al Inframundo. 

Resultado de imagen de apolo de belvedere

Imagen extraída de https://www.pubhist.com/

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s